18.1.10

the mueres


La música de The Mueres es responsabilidad de los hermanos Óscar y Maco, quienes acompañados de Sam y Josías (ahora acompañados por elias, juan pablo y cerda) logran quebrantar la predictibilidad de cualquier tocada, cimbrando los escasísimos escenarios locales con feedbacks y guitarrazos. Sus composiciones nacen de “dolores de cabeza, acordes retorcidos, ruido, disonancias... cualquier cosa es música”, de acuerdo al propio Óscar, principal compositor de la banda y cuyo aspecto desaliñado y actitud melancólica causan que muchos lo etiqueten de emo. Pero este chico y la música que emana son más un producto de proyectos experimentales actuales y del shoegazing de los noventa (piensa en Sonic Youth o en My Bloody Valentine) que de la música que su generación pierde el tiempo escuchando.

Sería peligroso entrar a un bar cuando The Mueres ha iniciado su set. El asistente no advertido podría huir despavorido, horrorizado por lo que para él sería un caos sin sentido saliendo de amplificadores estruendosos conectados a chavitos que se encorvan sobre sus instrumentos y apenas voltean a ver a la audiencia. Qué erróneo. Los que hayan presenciado la construcción de ese sonido desde el inicio estarán extasiados viendo cómo la música se descompone hasta terminar en una masa amorfa de ruido que poco a poco se moldea para ser de nuevo melodía... tan sólo para volver a mutar a lo grotesco. Maco es en gran medida el diseñador de esta dinámica. Posee lo que los músicos llaman “el tono perfecto”, que no es sino la capacidad de identificar notas exactas con sólo escucharlas. Puede entonces crear las combinaciones sónicas más extravagantes, empalmando acordes que uno pensaría jamás podrían tocarse simultáneamente. Y mientras la mayoría de los guitarristas hacen chillar sus amplificadores sólo para ensordecer a las audiencias, Maco convierte al feedback en un instrumento más, el cual puede manipular melódicamente, controlando y aprovechando lo que para la mayoría de los músicos no es sino un elemento azaroso. Claro, todo este ejercicio de construcción y destrucción musical sería imposible sin la consistencia aportada por la batería de Josías y el bajo de Sam, que estoicamente brindan la base sacrificando cualquier lucimiento de su parte.

“Ayer los de La Revolución de José Luis Esparza1 me dijeron que soy un pop ruidoso”, me dice con orgullo y sorna el vocalista de The Mueres. Y efectivamente, escuchando el disco homónimo de la banda, el sonido ahí plasmado resta protagonismo a la disonancia y el ruido de sus presentaciones en vivo, dando espacio para que las melodías tarareables de la voz y los riffs pegajosos de las guitarras se nos queden pegados. La popularidad de este disco, disponible para su descarga gratuita, ha ido aumentando durante el 2009, hecho que se verifica en la cantidad de público que en sus presentaciones canta a la par “y dirás, dirás: te ves fatal, no quiero verte más”. Pocos meses después de este primer disco, The Mueres nos trajo el Jarcor EP, grabación dura y en low fi con la cual dan una idea más cercana de lo que la banda es en vivo. El curso de inducción a The Mueres consistiría entonces en escuchar el primer disco hasta sabérselo de memoria, luego acudir a verlos en vivo al menos dos veces y, finalmente, mortificarse oyendo el Jarcor EP.

Y en algún punto de la colonia Panorámico Óscar y Maco están componiendo algo. El par de multiinstrumentalistas, jugandito jugandito, creará el siguiente himno de The Mueres. Tendrá sus themuerescas guitarras entrelazadas, como ya nos han acostumbrado, casi siempre con Maco en la bocina derecha y Óscar en la izquierda. Quizá le agreguen algunos arreglos en el pequeño teclado que descubrieron zumba en diferentes tonos a medida que lo acercan o alejan del amplificador de la hermana gemela de Óscar. Lo más seguro es que la letra verse de sueños y fantasmas y sean irremediablemente fatalistas. Y cuenta con que en la siguiente presentación que tengan en vivo, interpreten esta canción en una versión que durará el doble de tiempo que la grabada y apenas contendrá pedazos cantados. Y ahí estaremos los cada vez más numerosos seguidores de The Mueres, algunos con playeras de la banda y toda la cosa. Los más estarán coreando “sus ojos llevan luz de sol, drogándome, sedándome” y los menos tendremos la conciencia de que estamos ante algo importante, presenciando la gestación de algo que increíblemente está sucediendo en nuestra ciudad.


este artículo aparece en un buen número de la revista local, fue escrito por Guso Macedo.

myspace
facebook
last fm

Descarga dando click en las portadas

Demo (2007)

-reseña de "demo" (2007)

The Mueres LP (2009)

-reseña de "the mueres lp" (2009)
-the mueres en el top 32 #10 (2009) de noche pasta
-the mueres en el top ten de discos del 2009 en decireves.blogspot.com

Jarcor EP (2009)

-reseña de "jarcor ep" (2009)


vienen por ti, vienen por todos (2010)


The Mueres - Éter (from The Mueres LP)









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada